domingo, 24 de septiembre de 2017

FANFARRON,CAE-CAE,DOENTE DA CABEÇA E BOM COM O PE....


PERFORM

Football Leaks revela el sueldo de Neymar: 3 millones al mes

'Der Spiegel' ha revelado que el futbolista brasileño tendría un sueldo anual cercano a los 37 millones de euros. Más de 4.000 euros a la hora.

El fichaje de Neymar por el PSG es el traspaso más caro de la historia y uno de lo más comentados durante este verano. Football Leaks ha desvelado el sueldo que percibiría la estrella brasileña en su nuevo club. Su sueldo anual alcanzaría casi los 37 millones de euros.
El diario alemán 'Der Spiegel' ha publicado las cifras del nuevo contrato de Neymar en el conjunto parisino. El PSG, que llegó a pagar 222 millones al Barcelona para robarle a una de sus estrellas, le ha puesto un sueldo mensual de 3.069.520 millones, unos 4.000 euros a la hora. Además, tiene cláusulas adicionales que todavía no han sido reveladas.
Con este gran sueldo ha decido alquilarse una mansión por la que paga 14.000 euros mensuales y la edificación data de los 50. Cuenta con 5.000 metros cuadrados de zonas verdes y 1.000 metros cuadrados habitables repartidos en cinco niveles con ascensor.

jueves, 21 de septiembre de 2017

River goleó, hizo historia y pasó a semifinales de la Libertadores

El Millonario golea por 8 a 0 a J. Wilstermann y logró el ansiado pase a semifinales. Cinco de los goles los marcó Ignacio Scocco, mientras que Enzo Pérez lo hizo en dos oportunidades e Ignacio Fernández anotò.


River Plate concretó la hazaña ante Jorge Wilstermann de Bolivia con la goleada histórica por 8 a 0 en el Monumental, luego de la 0-3 que sufrió en la ida de cuartos de final de la Copa Libertadores, ayudado por el peso de su historia, un partido perfecto e individualidades en un nivel superlativo, entre ellas Ignacio Scocco, quien marcó cinco goles.

El volante Enzo Pérez, otra de las grandes figuras del encuentro, marcó dos goles y el restante lo hizo Ignacio Fernández, en una noche redonda para el equipo de Marcelo Gallardo que se clasificó a las semifinales del máximo certamen continental.

La concentración de River fue máxima. No tuvo puntos bajos. En todas sus líneas fue eficaz y pulverizó a Jorge Wilstermann. De esa manera, estableció la verdadera diferencia entre un equipo y otro, ayudado por la buena puntería que le faltó en Bolivia.

Gallardo sorprendió horas antes del partido con una formación que se valió de una defensa con tres jugadores, lo cual permitió el ingreso de Ariel Rojas, un futbolista pensante que tapó huecos en el mediocampo.

El guardián del muro

No hay atlético que se precie de serlo que no recite, de memoria, el catecismo cholista: portería a cero y Oblak, de portero

<p>Oblak, parando el penalty lanzado por Aduriz, en San Mamés. </p>
Oblak, parando el penalty lanzado por Aduriz, en San Mamés.
Ángel Gutierrez / Atlético de Madrid
21 de Septiembre de 2017

Algo extraordinario sucede cuando una afición se acostumbra a festejar una parada como un gol. Para cualquier afición sería una herejía, para la tribu atlética es el pan nuestro de cada día. Jan Oblak, el mejor portero de la historia del Atlético de Madrid, es el guardián del muro. El último obstáculo, el límite del enemigo. El gigante que logra que los delanteros se sientan enanos.  Simeone va partido a partido. Oblak, parada a parada. Así ha logrado que aquellos 16 kilos que pagó el Atleti por él, lejos de ser un atraco a mano armada – como parecía-, se hayan convertido en una de las mejores inversiones del club. Nunca un portero tan caro resultó tan barato. Sus inicios, hagan memoria, no fueron un camino de rosas con la rojiblanca: tuvo un desafortunado debut europeo frente a  Olympiakos, sufrió una lesión inoportuna en la cadera y fue, durante meses, suplente de Moyà, que cumplió con creces como titular. El esloveno calló, trabajó y se superó. En su camino y evolución hubo obstáculos, errores y dudas.  Quien esto escribe jamás llegó a imaginar que Oblak sería el portero que es. No es sólo un gran meta, es uno de los mejores que uno haya tenido la suerte de poder ver bajos los palos. Cuenta con una poderosa línea Maginot en cobertura, sí, pero no cesa de alimentar su mito como meta insuperable. Si le chutan poco, en frío, aparece. Si le disparan mucho, en caliente, brilla. Y si su equipo necesita que le rescaten en pleno asedio, nunca libra. Jan siempre está.
Los números, que pesan más que las opiniones, han puesto a Oblak en su sitio. En lo colectivo, juega en un equipo que no tiene límites, aspirante a poner el pie en la luna. En lo individual, no para de agigantar su leyenda. Para la hinchada, es un ídolo absoluto --Obi, Oblak, cada día te quiero más--, para la crítica es un referente – si no es el mejor portero del mundo, es uno de los tres mejores-- y para los rivales, resulta tan infranqueable como molesto.  Pudo haberse ido este verano después de una mareante oferta del todopoderoso PSG, pero ni el gas catarí ni el fulgor del petrodólar acabaron por sacarle del lugar en el que, a día de hoy, es muy feliz. Si por algunos de los mejores delanteros del mundo la industria está pagando 200 y 150 millones de euros, la pregunta del millón es obligada: ¿Cuánto vale el mejor portero del mundo? Oblak seguirá de rojiblanco por el momento, porque juega donde quiere jugar y Simeone, líder espiritual del club, duerme a pierna suelta porque sabe que, con el esloveno bajo los palos, su acorazado de bolsillo puede competir contra todos los portaaviones que aparezcan.
Fustigado por la tanda de penaltis de San Siro – apenas se movió-- y convertido en carne de meme por los que desprecian al Atlético, Oblak ha respondido a cada prejuicio y profecía con actuaciones portentosas. De entrada, el Atleti no habría estado en Milán de no ser por Oblak, que paró lo imparable, incluido un penalti, en Múnich.  Y por si alguien tuviera dudas sobre su capacidad de reflejos, mejor un dato que una opinión: de los últimos 10 penaltis que le han chutado al Atleti, Oblak ha detenido 6. Un porcentaje sobrehumano, que firmaría el mejor parapenaltis, de Alves a Goycochea.  El último episodio, San Mamés. Aduriz chutó y el esloveno de hielo atajó. Otro día más en la oficina. Oblak no es imbatible, pero lo parece. No es infalible, pero lo parece. Y es humano, pero parece un témpano de hielo. Tiene la presencia  de Courtois, la estadística abrumadora de Abel, la plasticidad de De Gea, el carisma de Marcel Domingo, los reflejos de Reina, el mano a mano del Mono y la valentía de Molina. Tiene el halo místico de Yashin, la sobriedad de Maier, la elegancia de Dino Zoff, la mística de Buffon, el poderío de Neuer y la capacidad milagrera de Casillas. Si una imagen vale más que mil palabras, en fútbol, un deporte que presume de no tener memoria, los aficionados jamás podrán olvidar aquella triple parada, memorable, el día del Leverkusen. Parada a parada, Oblak se ha ganado el estatus de portero legendario:  si Gordon Banks era más seguro que el Banco de Inglaterra, Jan Oblak es más seguro que la muerte y los impuestos.  No hay atlético que se precie de serlo que no recite, de memoria, el catecismo cholista: portería a cero y Oblak, de portero.

AHORA SE DAN CUENTA QUE ZIDANE NO ES UN GENIO...

Explicación increíble de la derrota del Madrid

Había marcado el Betis y yo no puede evitar sentir que aquel había sido uno de los mejores cumpleaños de mi vida

ZIDANE
Cristiano Ronaldo durante el partido contra el Betis. En vídeo, declaraciones de los entrenadores.
Todo comenzó aquella noche mágica de Stamford Bridge: ambiente tenso, arbitraje impecable de cierto colegiado noruego, el zapatazo salvador de Iniesta al borde del acantilado, el adelantamiento de Pinto a Guardiola sobre la línea de cal… Mi amigo Pablo llegó tarde y ataviado con una camiseta de Gareth Bale que yo mismo le había regalado, fanático a partes iguales del Barça y el Tottenham, resoplando y profundamente irritado por una multa de aparcamiento que acababan de endosarle: “Entrar y salir, lo que se tarda en coger un atado de cervezas y pagar, ¿tú te crees?”. Y sí, lo creí, porque la vida tiene esas cosas y uno no puede hacer mucho más que aceptar las cartas y seguir jugando, algo que por entonces ni siquiera intuía hasta qué punto encierra una realidad terrible.

El partido avanzaba inexorable hacia un fatídico desenlace y Pablo, atacado por los nervios, comenzó a arrancar hilos de mi sofá y a alinearlos unos junto a otros sobre la mesa del salón, como quien traza paralelas. Hacia el final del choque, agobiado, se levantó de un respingo y se dirigió a una estantería sobre la que reposa una horrenda orquesta de negritos de cerámica que mi madre me regaló hace muchos años, quizás la mayor de sus canalladas. Sin temple para atender a la retransmisión, se lanzó a recolocarlos con cierto orden lógico: el batería detrás, escoltado por los metales y el piano, dejando la vanguardia para las dos guitarras, el contrabajo y el solista. Debió de dar varias vueltas a la disposición pues allí echó unos cuantos minutos hasta que Iniesta enganchó aquella pelota, yo lancé el rugido de mi vida y los vecinos de al lado —madridistas— comenzaron a golpear la pared en señal de disconformidad, me gusta pensar que a cabezazos.
Desde entonces, cada partido importante que veíamos por televisión repetía Pablo su ritual: llegar tarde, la camiseta de Bale, los hilos del sofá, los negritos… Así disfrutamos algunos de los mejores momentos que nos ha regalado el fútbol en general y el Barça en particular, convencidos porque nos daba la gana de nuestra vital importancia en aquella catarata de títulos que asoló al club hasta convertir a Guardiola en uno de los personajes más odiados por cierta parte del barcelonismo. El caso es que Pablo ya no está y en ese tiempo ha levantado el Real Madrid tres Champions, lo que no quiere decir gran cosa pero a las vidas aburridas y nostálgicas de ciertas compañías nos da que pensar.
Ayer fue mi cumpleaños, y con cada felicitación inesperada que llegaba a mi teléfono me acordé de la que desearía recibir pero no llegaría. Así, entre melancolía y ratos de sueño, se me fue la hora de inicio del partido. Sin camiseta de Bale pero con el sofá hecho jirones, me puse a quitar hilos y estirarlos sobre la mesa, como hacía él. Aburrido de reventar mi propio mobiliario, encaré a los negritos con cierta desidia y allí estaba cuando del piso contiguo comenzaron a llegar los inconfundibles ecos de la frustración madridista contra las paredes: había marcado el Betis y yo no puede evitar, incluso en ausencia formal de mi gran amigo, sentir que aquel había sido uno de los mejores cumpleaños de mi vida.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Referéndum Cataluña

El Barcelona condena «cualquier acción contra el derecho a decidir»

El club azulgrana emite un comunicado en apoyo a los detenidos en Cataluña y lo justifica en su fidelidad «a su compromiso histórico con la defensa del país»
Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona
Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona - EFE

El FC Barcelona, mediante un comunicado, ha condenado «cualquier acción que atente contra la democracia, la libertad de expresión y el derecho a decidir», una declaración que justifica en su fidelidad «a su compromiso histórico con la defensa del país».
La entidad azulgrana ha salido al paso ante «los hechos sucedidos estos últimos días» y condena «cualquier acción que pueda impedir el ejercicio pleno de estos derechos».
Además, desde la institución azulgrana ha manifestado públicamente su apoyo «a todas las personas, entidades e instituciones que trabajan para garantizar estos derechos».

lunes, 18 de septiembre de 2017

EL MARACANAZO LOS SEPARA


FLORENTINO LE DA UN MILLON A CRISTIANO PARA QUE CONFIESE QUE ES GAY

Los ‘colchoneros’ empiezan a salir del armario

Logotipo del grupo LGTBI de seguidores del Atlético de Madrid realizado por Fito Vázquez.
Logotipo del grupo LGTBI de seguidores del Atlético de Madrid.
El Atlético de Madrid ha estrenado nuevo estadio el fin de semana. La noticia ha ocupado horas y horas, páginas y páginas de los medios de comunicación. Pero ‘El Asombrario’ quiere hacerse eco de un aspecto que ha pasado desapercibido. Hace unos días se dio a conocer en redes sociales un grupo LGTBI de seguidores y seguidoras del Atlético de Madrid que cuenta ya con 363 adscritos. Iniciativa pionera en nuestro país que pretende contribuir a visibilizar una realidad casi tabú en nuestro fútbol.
Hablamos con Antonio Andersson, uno de los impulsores de esta iniciativa. Lo primero que comenta es el agradecimiento por el apoyo recibido y anima a que referentes del fútbol, entrenadores y futbolistas les sigan en @atleticxslgtbi, convencidos de que un pequeño gesto de apoyo acallará a muchos intransigentes 
¿Cómo surgió la idea de crear un grupo LGTBI de seguidores y seguidoras del ATM?
La idea llevaba tiempo en nuestras cabezas, desde que tanto la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) como otros colectivos pusieran en marcha campañas por la diversidad en el deporte.
¿Ha habido alguna reacción o comentario por parte del club?
No, hasta la fecha ninguna. Tampoco la esperamos de forma inmediata. Si la dirección nos respalda y apoya (por ejemplo, siguiéndonos en Twitter) sería un gran impulso para nuestra iniciativa. El resto vendrá detrás.
¿De otros colectivos, grupos en redes sociales de seguidores del ATM o de cualquier signo?
Sí, la verdad es que nos hemos sentido muy arropados/as por los colectivos LGTBI, también por otros grupos LGTBI de clubes de futbol y por muchísimos colchoneros, más de 300 en 48 horas.
¿Conocéis otros grupos de aficionados de otros equipos que estén haciendo o que vayan hacer lo mismo?
Sí; es más, para ser justos fueron los aficionados/as del RCD Espanyol quienes empezaron a poner en práctica la idea de trabajar la diversidad en el deporte. Es previsible que tras el paso dado por nosotros y nosotras otros muchos aficionados en otros clubes deportivos se pongan a trabajar con similares objetivos.
La homofobia es algo bastante habitual entre los seguidores del fútbol en nuestro país, “maricón” es uno de los gritos más extendidos, ¿pensáis que posicionándoos como habéis hecho puede contribuir a que disminuya?
Sin duda, de lo contrario no estaríamos en ello. La pedagogía se hace imprescindible y parte de esa pedagogía consiste en hacernos visibles, en naturalizar que los y las homosexuales no somos entes extraños. Somos personas con nuestros problemas, nuestras inquietudes, nuestras formas de sentir y de apasionarnos por el fútbol y por otras muchas cosas en la vida; como cualquier otro ciudadano, nosotros también utilizamos la palabra “maricón”, obviamente no como insulto, sino como una forma de empoderamiento. Estoy convencido de que muchas personas no llegan a utilizar esa expresión con una connotación despectiva, simplemente la utilizan, eso es lo que tenemos que cambiar.
¿Qué se piensa cuando un futbolista como Koke insulta a Cristiano llamándole “maricón”?
Rechazamos cualquier insulto, sea maricón u otro, y sea contra quien sea. El deporte tiene que estar alejado de posiciones violentas, utilizar “maricón” como insulto deja ver que esa persona quizá no se haya parado a pensar que en realidad le está llamando homosexual; es decir, persona que se expresa y ama a otra persona de su misma condición sexual; entonces, ¿cuál es el problema en amar?
En algunas de las competiciones más importantes se realizan campañas de sensibilización por parte de las federaciones y las ligas para erradicar la homofobia, ¿por qué pensáis que aquí no ocurre?
Sí se han trabajado campañas; hace unos meses se lanzó una de la asociación Arcopoli en la que los futbolistas cambiaban los cordones de sus botas por otros con la bandera arcoíris; a ella se sumaron muchos equipos de categorías inferiores, medias y algún que otro equipo de La Primera División.
¿Por qué no se hace desde la Liga y la Federación?
Quizás a los que mandan también tenemos que sensibilizarlos, pero estamos convencidos de que con los cambios que se están produciendo, especialmente en la Federación Española de Fútbol, podrán abrir ventanas y puertas para que entre aire fresco, que falta hace.
¿Quizá dichos responsables desconocen la realidad de una sociedad tan diversa como la nuestra?
(Risas). ¿Con más de un millón de personas en las calles de Madrid este pasado verano en el World Pride? No, desconocerla no, en todo caso obviarla. El fútbol es un deporte tremendamente masculinizado, con roles muy patriarcales, quizás junto con la Iglesia sean los dos estamentos más anacrónicos en lo referente a la diversidad sexual y de género.
¿Uno de los motivos puede ser económico, perder posibles patrocinios, sobre todo en unos momentos donde los inversores de países árabes tienen cada vez más peso en el fútbol continental?
No te diría que no, pero fíjate que la mayoría de las grandes marcas de ropa deportiva tienen una política de respaldo a la diversidad sexual. Si esos patrocinadores extranjeros desean asociarse con clubes europeos tendrán que aceptar la forma de entender nuestras sociedades sin imposiciones, algo que exigimos también a los inmigrantes que llegan de otros países.
Hace unos meses, Antoine Griezmann reconocía que no hay jugadores que salgan del armario por miedo. ¿Cuáles crees que podrían ser las consecuencias reales para cualquier jugador/a si decidiera dar el paso y publicitarlo? Las positivas y las negativas.
Las positivas, un gran respaldo desde instituciones públicas y de los colectivos LGTBI, un enorme agradecimiento por la valentía demostrada. Negativa, la presión de los radicales extremistas, que por desgracia existen muchos y muy fuertes aún en los clubes.
En una entrevista, Miguel Ángel López, ex director y fundador de la revista ‘Zero’, reconocía que habían trabajado en un reportaje relacionado con futbolistas del Real Madrid, Barça, Athletic de Bilbao y Real Sociedad que nunca vio la luz por las presiones de los clubes. Richard Zubelzu, realizador del documental ‘Fuera de Juego’, sobre la invisibilidad de la homosexualidad en el fútbol, también ha comentado los problemas que le pusieron Real Madrid, Atlético de Madrid y Barça para realizarlo. En un país donde la homosexualidad está tan asumida, ¿los clubes no deberían hacer posible que la misma se visibilizara con normalidad como ocurre en el resto de la sociedad?
Para normalizar en parte la homosexualidad es necesaria la visibilización; si las personas no están protegidas contra agresiones por delitos de odio, a través de una ley que venimos pidiendo desde hace años, Ley LGTBI para frenar los delitos de odio por lgtbifobia, ni tampoco por los clubes que efectivamente no han trabajado nada dentro de sus competencias, no tenemos derecho a pedir a las personas que se hagan mártires sin más.
¿Retraso sin sentido, ya que más pronto que tarde ocurrirá?
Es inevitable, la sociedad española y europea avanzan en la dirección del respeto, la integración y la tolerancia. El fútbol se ha convertido en un símbolo, y sus direcciones deberán entender a sus aficionados y aficionadas buscando la forma de protegerlos ante delitos de odio por identidad sexual, de género, de raza, color o de cualquier otro motivo; de lo contrario, perderán el respeto de una sociedad que avanza sin ellos.
Además de apoyar como seguidores al Atlético de Madrid, ¿participáis en algún tipo de campañas de sensibilización contra la homofobia en el deporte, fomentando la lucha contra el ‘bullying’?
Por supuesto, nosotros y nosotras venimos de participar en colectivos y asociaciones. Nuestra pasión es por el Atleti y el fútbol, pero nuestras motivaciones también son las de luchar en favor de los derechos de las y los LGTBI. Hemos compartido sin reservas la Campaña contra el acoso escolar por lgtbifobia de la FELGTBI, y en lo que podamos humildemente ayudar estaremos sin reservas.

EL BARÇA -GIRONA SERA EL CLASICO CATALAN PORQUE LOS DEL ESPAÑOL SON CHARNEGOS


Equipo busca Liga

El debate por el referéndum también afecta al fútbol y todo el mundo opina sobre dónde jugará el Barça

Oscar Saez
Gradas del Camp Nou en el Barça-Juve de Champions.
Gradas del Camp Nou en el Barça-Juve de Champions. AP
Conste que el titular que encabeza estas líneas es una chanza, que no es aquí donde deba hablarse de política, si política se puede considerar lo que pasa en Cataluña. Sin embargo, viene a cuento traer a este rincón el referéndum convocado para el 1 de octubre en tanto no son pocos los encendidos debates que provoca entre muchos aficionados al fútbol, sí, al fútbol, el asunto más importante de los que no tienen importancia, que diría aquel. Para comprobarlo, no hay más que darse un garbeo por cualquier taberna que tenga a bien encender la televisión. Bastará con que salga en la pantalla cualquier político hablando del tan manido procés para que los parroquianos comiencen a deliberar no sobre el paro, ni los recortes, ni la corrupción, sino sobre qué ocurriría con el Barça en el hipotético caso de que Cataluña alcanzara la independencia. Y es curioso porque, habituados como estamos a que todos sepamos de fútbol, resulta que en esos momentos de controversia descubrimos que todos sabemos también de leyes, como demuestran los circunstantes asegurando bien que el Barça tendría derecho a seguir jugando en la Liga española o bien que no.
Varias fueron las televisiones que, ante tamaña preocupación, salieron a la calle en Barcelona el lunes de la Diada a preguntar a dirigentes y viandantes su opinión al respecto. Uno de los interpelados fue Carles Vilarrubí, vicepresidente del FC Barcelona, que así contestó: “El Barça jugará donde jueguen Espanyol y Girona. ¡Pregunten al Espanyol dónde jugará!”. Acabáramos. Así que ha tenido que montarse este monumental embrollo para que un directivo del Barça nos revele no solo que el Espanyol existe sino que el futuro del fútbol catalán depende de lo que haga... el Espanyol. Lástima que estos ordenadores no permitan dibujar un emoticono de esos que tan socorridos resultan en las redes sociales. Porque el de la cara con los ojos abiertos como platos vendría al pelo.
Sin embargo, hubo quienes manejaron un argumento cuya base legal servidor de usted desconoce, pero que parecía estar muy arraigado: el Barça jugará allá donde quiera. Así se manifestaba, por ejemplo, Gerard Esteva, presidente del Comité Olímpico Catalán: “En una Catalunya independiente, el Barça tendría la suerte de poder elegir en qué Liga jugar”. Pues sí tiene suerte el Barça, sí. Ligas para elegir tiene. Igual opinión expresaba Artur Mas, presidente que fue de la Generalitat, y hoy inhabilitado, que aseguraba que al Barça (y de paso al Espanyol) “se los disputarán” las mejores Ligas del mundo. Más lejos, locuaz como es, fue Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, que basó su sentencia de que Barça y Espanyol seguirían jugando en la Liga española en el irrebatible argumento de que “el Mónaco juega en la Liga francesa y el Andorra en la española”. Sin entrar en que ni Mónaco ni Andorra son repúblicas independientes, conviene matizar que el primero es miembro de la Federación Francesa de Fútbol desde 1924, asunto que carecería de importancia si no fuera porque la Liga francesa comenzó en 1932.
En el debate sobre el Barça y el futuro del fútbol catalán entró a todo trapo Javier Tebas, presidente de la Liga, que se hartó de proclamar que si Cataluña se independizara “el Barça no jugaría la Liga española”. Tal veredicto lo basa en la ley del Deporte, ley que, como todas, se puede cambiar. El problema es que esa ley solo la puede cambiar... el Parlamento español. Visto lo visto, y por echarle sosiego al tema, habrá que convenir con el socialista Miquel Iceta en que, con y sin independencia, lo único seguro es que el Barça jugará “en un campo reglamentario”. En qué país lo haga es otro asunto. Raro sería, a qué negarlo, que se imponga la tesis del ciudadano que durante la Diada, y preguntado al respecto, espetó que sería el Madrid quien no permitiría que el Barça abandonara la Liga española. “Yo le digo”, explicó, “que si el Barça se fuera a jugar a Francia, el Madrid también se iría a jugar allí”. Y lo decía tan serio, el muchacho.

domingo, 17 de septiembre de 2017

ODIO ETERNO A LOS TRAIDORES

Aficionados del Atlético muestran su repudio a Hugo Sánchez

Durante el primer partido de los colchoneros en el Wanda Metropolitano, los hinchas dañaron la placa en honor al futbolista mexicano


La placa de Hugo Sánchez en el Wanda Metropolitano.
La placa de Hugo Sánchez en el Wanda Metropolitano.
El recuerdo de Hugo Sánchez en la nueva historia del Wanda Metropolitano no es grato. Antes del encuentro entre el Atlético de Madrid y el Málaga algunos aficionados mostraron la placa del exdelantero mexicano en el paseo de de leyendas dañada, incluso algunos aficionados que pasaban la pisoteaban.
El delantero inició su carrera en los Pumas de México. Su capacidad para marcar goles en forma de pirueta llamaron la atención del Atlético de Madrid en 1981. El club madrileño le contrató justo en el año en que finalizó sus estudios en odontología. A Sánchez le costó trabajo hacerse de un lugar en el once inicial y fue con Luis Aragonés con quien empezó a mostrarse como un delantero que no paraba de marcar. Un doblete del mexicano le valió a los colchoneros para conquistar la Copa del Rey en la temporada 1984-85.
El Real Madrid quería a Hugo Sánchez, pero la rivalidad con el Atlético lo impedía. Así que entre los dueños hicieron una triangulación. Así que los rojiblancos vendieron al mexicano a los Pumas y luego los de blanco le ficharon. Eso no lo perdonaron en el Calderón, ni tampoco, ahora, en el Wanda Metropolitano.
En Twitter se han publicado algunas fotografías que muestra una pila de basura y cigarrillos sobre la placa de Hugo Sánchez. También han mostrado el daño que han recibido los reconocimientos a Sergio Agüero y de Arda Turán.

Y ADEMAS GANO CON GOL DEL FRANCESITO "SUDACA"

Atlético De Madrid

Wanda Metropolitano Como una final de la Champions

El Atlético estrenó su estadio y el día tan esperado por sus hinchas fue una fiesta en los aledaños del Wanda Metropolitano
Wanda Metropolitano: 
Como una final de la Champions
J. ASPRÓN / J. C. CARABIAS
La estación de Avenida de América cambia su tonalidad a eso de las 18:10. El metro de Madrid, línea 7 naranja, rebosa de estrías rojas y blancas en un santiamén. El trasbordo ha llenado el convoy de fieles a la causa colchonera. Los seguidores hablan sin conocerse de lado a lado de la vía. Les une una camiseta y un sentimiento, que está punto de explayarse varias paradas más allá. El tren llega a su destino, el Estadio Metropolitano. Los vagones se vacían y el jolgorio se convierte en himno. De repente, la hinchada del Atlético comienza a cantar a capela la vieja tonadilla. «Yo me voy al Manzanares, al estadio Vicente Calderón...». Los anchos vomitorios se colapsan porque aquello parece una atracción turística. Cientos de smartphones captan el momento y lo registran en su disco duro. El Atlético y su gente están de estreno. Ayer nació para el fútbol el Wanda Metropolitano.
La explanada que enlaza el metro con el estadio, apenas cien pasos, es un lugar de cita y teléfonos. Todo el mundo con el móvil en la mano para quedar, darle al whatsapp o hacer «selfies». Nadie conoce el lugar como para recrearse en explicaciones. Una pregunta se propaga por encima de todas. «¿Dónde estás?», se escucha en la zona. «Debajo de la segunda A de Wanda», contesta una niña con la camiseta de Simeone. «Buscando a los demás para hacer una inspección para beber», comenta por móvil un aficionado con la elástica de esta temporada y el 10 de Paulo Futre a la espalda.

Riadas de gente

Del suburbano sale otra riada de hinchas, alborozados y felices, que entonan el célebre «Luis Aragonéeeees, Luis Aragonéees». Y una tercera, que se cuenta por miles, que aclama al hombre que cambió la historia. «Ole, ole, ole, Cholo Simeone».
«Me emociono, de verdad que me emociono, porque yo ya viví el traslado del Metropolitano al Calderón, y esta es mi segunda mudanza», cuenta Luis, un socio que se ha enfundado en la camiseta del doblete y que dice sentir veneración por Milinko Pantic. «Tiene solera», dice señalando aquella antigua publicidad de Marbella. Es un ambiente de final de Champions, de partido europeo en Múnich o Londres, hechizado el público ante lo que se puede encontrar detrás de las puertas de acceso.
Junto al estadio se agolpa una multitud. Algunos llevan inspeccionando su nueva casa desde por la mañana, y tras recorrer la zona infantil y aprenderse de memoria los precios de las bebidas, deciden hacer cola en las puertas de acceso.
Por fin, tras una larga espera se abrieron las puertas sobre las siete de la tarde. La amplitud de los pasillos, aún con cajas a medio embalar que dan fe de la apresurada mudanza, facilita los movimientos y la búsqueda del asiento. Con todo el mundo instalado llegaron los homenajes. Primero, a los cuatro estadios anteriores, Retiro, O’Donell, Metropolitano y Vicente Calderón.Después alAtlético Aviación, con un desfile aéreo de la Patrulla Águila. El balón del encuentro descendió también desde el aire gracias a un paracaidista del Ejercito del Aire.

El mismo himno

Con la salida al campo de los jugadores se desveló una de las grandes incógnitas. El Atlético mantiene el himno. Con su mención al Manzanares intacta. Ni se volvió al del Metropolitano, ni se recurrió a Sabina ni se estrenó uno nuevo. Con el pitido inicial, tras una previa extenuante, el estadio estaba ya cargado de energía y sentimiento. La acustica, la «olla a presión» que vaticinó Simeone, se reveló impresionante, con un fondo sur tan ruidoso como en las mejores noches europeas del Calderón. Por momentos la gente olvidó que estaba en otro escenario, en otro lugar a varios kilómetros de distancia de su antiguo hogar. Desde fuera relucía la cubierta en miles de colores y el Wanda dejaba escrita su primera página sin mancha alguna. A partir de ahora comenzará a llenarse de recuerdos, de ilusiones y decepciones que le harán ganarse el cariño definitivo de una afición que en solo unos meses ha pasado del duelo y el recelo a la ilusión.

sábado, 16 de septiembre de 2017

A FROME NO LE SOBRA NI UN GRAMO

Chris Froome, desnudo sobre la bici roja conmemorativa de su triunfo en la Vuelta.

ENTRE LOS 10 GRANDES DE EUROPA

El Atlético, al Metropolitano sin 600 millones

Una imagen nocturna del nuevo Wanda Metropolitano. ATLÉTICODEMADRID.COM
El club rechazó ofertas por sus estrellas por ese importe con tal de ilusionar en el estreno de este sábado frente al Málaga
Crecen en 50 millones los salarios. Un nuevo reparto de los ingresos de la Champions despeja el horizonte
Son 114 años de vida y, sin embargo, cabrían en los dedos de una mano los días de una trascendencia semejante al de hoy, 16 de septiembre de 2017, para el Atlético de Madrid. El estreno del Wanda Metropolitano, una década después de idearlo, un lustro después de presentarlo, todavía sin terminar en sus exteriores -y algunos detalles del interior- se pone de largo para inaugurar una nueva era en la historia del club. Una dimensión desconocida que afecta a la estructura misma de la entidad, que cruje porque ha crecido demasiado rápido y no siempre bien.
El Atlético es un grande, pero lo suyo le cuesta. El que ahora se acaba ha sido, de lejos, el peor verano de los últimos años. La sanción de la FIFA provocaba una situación de indefensión difícilmente asumible y el estreno del nuevo campo obligaba sí o sí a tener, al menos, el mismo equipo que el año pasado fue tercero y llegó a semifinales de Champions y Copa. El gurú que todo lo puede, Simeone, tras algunas dudas, decidió quedarse al frente del pequeño transatlántico que él mismo ha creado, pero puso una condición por encima de todas: que ningún jugador se marchase, ni siquiera pagando su cláusula de rescisión. El sufrimiento para lograrlo ahogó tanto a los dirigentes y a los altos ejecutivos del club que, llegadas las 0.00 del sábado 2 de septiembre, mercado cerrado, se propusieron cenar para celebrarlo: efectivamente, no se había marchado nadie.

La prioridad era mantener la plantilla

Acumuladas en el e-mail y en el whatsapp quedaban la veintena larga de ofrecimientos que llegaron a las oficinas del Calderón (los empleados del club, por cierto, seguirán allí trabajando hasta finales de marzo). El Atlético ha rechazado ofertas por valor de 600 millones para mantener la plantilla. Los nombres no son difíciles de imaginar: el primero, claro, Griezmann, por el que el United estaba dispuesto a llegar a los 100 millones (un 20% en variables). Pero, tras el francés, que fue el caso más llamativo, también ha habido propuestas de pago de cláusula, y ofertas mareantes, por Saúl, Koke, Giménez, Carrasco, y, el último, Jan Oblak, al que el PSG tentó de forma insistente en la última semana de agosto. ¡Ah! Y dos futbolistas que no han salido en las portadas pero que tienen mercado, y mucho: Lucas y Correa. Por el central suspira Guardiola, que estaba dispuesto a pagar su cláusula también (55 millones).
Los equipos que han llamado a la puerta son los de siempre: City, United, PSG, Barcelona y Juventus. El Real Madrid llegó a por Theo y se lo llevó y esta vez no ha habido, como sí ha habido otros años, ningún ofrecimiento desmedido desde China (por Gabi, por ejemplo). Lógicamente, la mayoría de los jugadores llamados esperaban un gesto por parte del club, que es un eufemismo para describir un aumento de sueldo que permita subir también la cláusula de rescisión. Según fuentes del club, el Atlético ha incrementado los salarios en 50 millones, incluidos también los del cuerpo técnico. Un dato que demuestra el crecimiento del Atlético en los últimos años habla de este aspecto. En 2010, cuando gana la primera Europa League de este ciclo en Hamburgo, el club presumía de unos ingresos de 100 millones, dedicando 55 a salarios de la primera plantilla (55%). Hoy, con una previsión de ingresos de 320 millones para este curso, se gasta 240 en pagar a sus profesionales (75%). Estos incrementos de cláusula se han hecho públicos en los casos de Lucas, Saúl y Koke. Con Oblak, por ejemplo, hay acuerdo sin anuncio.

Futuras mejoras a nivel económico

Los que mandan en el Atlético tienen la sensación de estar ante un momento trascendente en la historia del club. Ese aumento del gasto salarial viene unido a la inversión en el nuevo estadio, que se cifra en 310 millones de euros, y todo sin vender todavía los derechos de edificabilidad del Calderón. Por ello consideran imprescindible seguir participando en la Champions los próximos dos o tres años (algo a lo que ayudará el hecho de que desde el año que viene la cuarta plaza en Liga también garantiza la fase de grupos de la Champions) y, de ese modo, instalarse definitivamente entre los más fuertes de Europa no sólo a nivel deportivo, que ya lo está, sino a nivel económico. Ese horizonte se sitúa en dos años por dos motivos. Primero, por la entrada en vigor de los nuevos derechos de televisión de La Liga en la temporada 19/20. El Atlético, que hoy recibe alrededor de 100 millones, pasaría a casi doblar esa cantidad. Y hay otro aspecto que entrará en vigor el año que viene.
Se trata del nuevo formato de reparto de dinero de la Champions. En el trienio 18-21, los ingresos de la UEFA por la competición pasan de 2.300 millones a más de 3.000. Eso ya supone más dinero per sé para cada club, pero además el Atlético sale beneficiado porque se va a cambiar el sistema de reparto del siguiente modo: ahora mismo, de cada 100 euros que el club ingresa, el 40% viene del Market Pool, ese concepto donde se analizan las audiencias de televisión, la cantidad de equipos del mismo país, aspectos de márketing, etc... Pues bien, ese 40% ahora se reduce al 15%, y el otro 25% se repartirá en función del rendimiento deportivo de los últimos cinco años, con lo cual el Atlético será el más beneficiado por este cambio. Porque en audiencias y márketing está por detrás de City, United o Juventus, pero deportivamente (contando esos últimos cinco años) está por encima de todos ellos. Está por encima de todos menos del Madrid.


viernes, 15 de septiembre de 2017

PERSIGUEN A MACRI HASTA EN NUEVA ZELANDA


En Nueva Zelanda, mientras jugaban Los Pumas, también preguntaron por Santiago

La consigna "¿Dónde está Santiago?" recorre todo el mundo.

En el Yarrow Stadium de New Plymouth, Nueva Zelanda, y en el marco de la derrota 39-22 de Los Pumas ante los locales, hinchas argentinos se preguntaron ayer en la tribuna lo que se pregunta el país: "¿Dónde está Santiago?" Eso rezaba el cartel que fue enfocado en varias oportunidades por las cámaras de la televisión durante la transmisión. En la tercera fecha del Rugby Championship, el torneo que reúne a las potencias del hemisferio sur, también apareció el reclamo por la aparición con vida de Maldonado, el joven que desapareció en el medio de la represión de Gendarmería a una comunidad mapuche en la provincia de Chubut. No es la primera manifestación del deporte en el caso Maldonado. Dos semanas atrás, durante la primera fecha de la Superliga de fútbol, hubo banderas en los estadios de Banfield, San Lorenzo y Temperley, que después se replicaron en los clubes del Ascenso, como el martes en el Monumental, en el partido de la Selección frente a Venezuela por las Eliminatorias. También apareció entre semana una fotografía de Julio Velasco, entrenador de la selección argentina de vóley, con un cartel en reclamo de la aparición de Maldonado. Porque el deporte, en este caso, no mira para otro lado.

ENTRE LOS CANGUROS HAY GAYS


Australia: la consulta sobre el matrimonio igualitario generó polémica en el rugby

Israel Folau, una de las estrellas de los Wallabies, provocó respuestas masivas en Twitter tras asegurar que votará en contra; esta semana comenzó un plebiscito por correo que cerrará el 7 de noviembre
Foto: Archivo

CANBERRA, Australia.- Los australianos empezaron a recibir este martes por correo una encuesta sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo cuyo resultado no será vinculante pero que podría abrir la vía a su legalización. Y Mientras el país se prepara para votar sobre el tema, una de las estrellas de los Wallabies, Israel Folau, se lanzó al centro de la escena con una controversia que generó polémica. El fullback provocó todo tipo reacciones en Twitter cuando escribió: "Amo y respeto a todas las personas por lo que son y sus opiniones. No apoyaré el matrimonio gay".

A diferencia de Folau, la Unión australiana de Rugby, la NRL (National Rugby League) y Cricket Australia están apoyando la campaña en favor del "sí", al punto que en estos días puede verse en sus logos de las diferentes redes sociales a un Wallaby con los colores del arco iris.

El tuit de Folau generó un enorme debate dado que muchos fustigaron a la estrella del rugby local por intentar quitar "los derechos de otras personas a tomar sus propias decisiones".
La afirmación del fullback estimuló la reacción de uno de sus compañeros internacionales, ya que David Pocock escribió dos tuits declarando que votará por el "sí" en la elección pública. Pocock es conocido como un activista apasionado por los temas sociales, incluyendo la igualdad matrimonial y hace cuatro años dijo que no se casaría con su pareja, Emma Palandri, hasta que los gays tuvieran derecho a hacer lo mismo.

El tuit de Folau tuvo diversas repercusiones en el mundo del rugby. El ex internacional de Gales, Gareth Thomas, fue otra de las personas que le respondió mediante la red social. Thomas fue el primer jugador profesional de rugby en declarar que era gay en diciembre de 2009 y fue votado como la persona gay más influyente en el Reino Unido al año siguiente.
Si la mayoría de los australianos responde "sí", el gobierno se ha comprometido a organizar un voto en el parlamento para cambiar las leyes sobre el asunto. La cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo está en el debate político australiano desde hace años y según una encuesta de Fairfax Media publicada el martes el 70 por ciento de los australianos son partidarios del "sí".
La encuesta por correo llegará a 15 millones de australianos con la pregunta "¿Cree que hay que cambiar la ley para permitir que se casen las parejas del mismo sexo?" La consulta se cerrará el próximo 7 de noviembre y los resultados se darán a conocer el 15 de ese mes. Durante el pasado fin de semana hubo multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del matrimonio homosexual. El último domingo, en el centro de Sydney, miles de personas salieron a las calles vestidas con los colores del arco iris para defender el "sí". En tanto que los partidarios del "no" se manifestaron el sábado, denunciando que el matrimonio homosexual vulnera la libertad religiosa y los derechos de los niños.
El entrenador de los Wallabies, Michael Cheika, y el capitán Michael Hooper se reunieron a principios de esta semana con distintos políticos para declarar públicamente su apoyo a la legislación propuesta. El head-coach australiano aseguró aquí en Canberra que Folau tiene el derecho de expresar su punto de vista y que no cree que su expresión pudiera causar una fisura entre sus jugadores. "No va a generar una división dentro del equipo", dijo Cheika. "Este es un asunto nacional e importante para todos".
A un día del encuentro frente a los Pumas, a Cheika no le preocupa que Folau pudiera distraerse por las miles de respuestas a su polémica expresión en Twitter: "Imagino que cuando lo hizo sabía que los comentarios se iban a suceder".

EL ESTADIO ARAGONES....PARA TODOS LOS ATLETICOS


Guía útil para llegar al Wanda metropolitano: por qué se recomienda hacerlo dos horas antes

Metro y EMT refuerzan sus servicios para que los 68.000 personas lleguen al estreno del estadio sin dificultades
Atlético y Comunidad presentaron hace días la estación Estadio Metropolitano- EFE

A los pies del Wanda Metropolitano se encuentra una de las dos bocas de acceso a la línea 7 de Metro. Se trata de la estación Estadio Metropolitano. La Comunidad de Madrid garantiza el incremento de las frecuencias de los trenes en la línea 7 todos los días de partido con un intervalo de tres minutos de espera. Según cálculos del suburbano, en apenas 45 minutos la línea 7 será capaz de transportar hasta 25.000 viajeros. A 45 minutos a pie del recinto colchonero, el viajero también puede utilizar las estaciones de Las Rosas (línea 2) y Canillejas (línea 5).

miércoles, 13 de septiembre de 2017


El futbolista proletario alza la voz en Uruguay

Es jugador de Villa Española, un equipo humilde de Montevideo que sobrevive en un fútbol precarizado. Escribió una carta en defensa de los jugadores y contra la televisión. Tuvo apoyo de Godín, Lugano y Abreu.

"Sin jugadores no hay fútbol, respeten los sueldos mínimos". La frase aparece en una bandera sostenida por jugadores de Villa Española y Miramar Misiones, en el medio de la cancha. Es la imagen que Santiago "Bigote" López eligió para su perfil de WhatsApp. Él es uno de los que levanta esa bandera: la selección de la foto es una declaración de principios. Bigote, apodo que heredó de su viejo, juega en Villa Española, un equipo humilde dentro del precarizado fútbol uruguayo. Un club -hoy en Primera, mucho tiempo en Segunda- que recibe las migajas de la torta de varios pisos que alimenta a Tenfield y empobrece al resto. La frase del trapo no surge de un arrebato. Tampoco es antojadiza. "Soy muy manifestante", dice López, de entrada, para presentarse. Hasta hace poco era un anónimo, un futbolista -34 años, montevideano, delantero, ricotero- entre tantos. Hasta que escribió una carta. Hasta que la posteó en Facebook. Hasta que la tuiteó Diego Godín y hasta que la difundió Sebastián Abreu.
Las ideas que escribió Bigote las tiene hace tiempo. Lo novedoso fue el escenario que supo leer. Montados sobre los éxitos deportivos logrados desde Sudáfrica 2010, los referentes de la Selección uruguaya se plantaron para romper las cadenas con Tenfield. Godín fue el portavoz del desplante contra Paco Casal, el patrón del fútbol uruguayo. En agosto, el capitán colgó un comunicado de los jugadores en Facebook.
Reclamaron "reestructurar y profesionalizar la relación de imagen con la AUF" y acercaron, además, una oferta para que Nike patrocine a la Celeste después de diciembre de 2016, cuando termina el contrato acordado en 1998 entre Casal y Eugenio Figueredo, hoy en prisión domiciliaria procesado por delitos de fraude y lavado de activos. El ofrecimiento de los futbolistas quintuplicaba al que presentaron Tenfield y Puma: 3.428.000 dólares anuales contra 750 mil. La resolución aún sigue abierta.
Este era el momento que Bigote esperaba. “Si los jugadores más prestigiosos habían alzado la voz con algo que nos toca, los que estamos acá necesitábamos pronunciarnos”, explica el futbolista que cuestiona el sistema del fútbol desde que visitó Cuba. Eligió el mismo método que Godín: una carta difundida por las redes sociales. “¿Por qué callar y sólo patear la pelota?”, se preguntó en ese texto el capitán de Villa Española.
-¿Por qué?
-Estamos podridos de que la plata se la lleven otros y nosotros vivamos en la miseria. Hay equipos que no cobran hace tres meses, pibes que no tienen para el boleto del ómnibus para ir a entrenarse, y esto es fútbol profesional. Es un momento en el que hay que decir “Bo, hay que parar la pelota”. Me harté y escribí la carta para también disputar sentido en los medios y en la opinión pública. Fue premeditada: la estuve pensando varios días y salió linda creo.
“Es tiempo de comernos la cancha”, escribió Bigote, que tuvo un paso efímero por Defensa y Justicia, jugó en Brasil y en Guatemala. Allí, en Municipal, fue ídolo. Ganó el dinero que nunca había ganado. Sin embargo, su impresión fue que perdió. “Me sentía un mercenario”, le contó a La Diaria, medio autogestivo de Uruguay. La estadía en Centroamérica terminó de definir su identidad proletaria. “Porque siempre creí que el que calla otorga, es tiempo de pronunciarnos”, se lee en el final de su carta.
-¿Imaginabas que ese texto iba a tener tanto rebote?
- La carta aún no terminó: sigue girando. En Facebook me llegan un montón de felicitaciones, mensajes y nuevos posteos. Lo que ayudó fue que me retuitearon Godín, Lugano y otros jugadores importantes. Ahí ves la fuerza que tienen: lo que dicen es palabra sagrada.
-¿Faltaba que esos referentes se involucraran?
-Era hora de que avanzaran. En el fútbol tuvimos pila de manifestaciones desde que nos están lucrando pero quedaron en la nada por no tener un peso mediático como el de ellos. En el ambiente, a mí y a Agustín Lucas –su amigo, zaguero ex Liverpool y Miramar Misiones, poeta y escritor- nos tildan de revolucionarios. Hace tiempo que decimos lo que pensamos, pero no teníamos esta repercusión. Ahora que ellos dieron el paso no los puedo dejar tirado: me tengo que subir al barco.
Desde 1998, Tenfield devora la torta del fútbol uruguayo. La empresa se hizo del paquete completo de la Selección: publicidad virtual y transmisiones televisivas de las mayores y de las juveniles, derechos de transmisión en las todas las competiciones, vestimenta y exclusividad en la comercialización de merchandasing. Contra eso salieron a terciar Godín y compañía. Bigote, casi en soledad, ya venía luchando. “El fútbol uruguayo está muy empobrecido. Hay un momento de crisis, pero estamos en la época de la revolución. La Selección nos mostró un camino. Nunca viví manifestaciones como las que hay ahora, estoy feliz”, se entusiasma el ídolo popular de Villa Española.
-¿El monstruo es Tenfield?
-El monstruo es la televisión. Hoy es Tenfield, mañana es Fox y pasado es CNN. El monstruo es la empresa que quiere lucrar con el fútbol uruguayo y se aprovecha de la pobreza.
Bigote divulga esos mensajes en sus lugares cotidianos: en el vestuario, en la cantina del club y en las charlas con sus amigos. También en los grupos de WhatsApp del plantel de Villa Española. “Les hago la cabeza”, cuenta el futbolista contracultural, el que contradice a quienes lo llaman revolucionario. “Me tildan así –explica– porque hay un prototipo de jugador que dice que tenemos que escuchar cumbia, que no podemos manifestarnos y que no pensamos. Yo voy contra todo eso. Creo todo lo contrario: nos tienen oprimidos y nos han educado para ser idiotas. No sé si somos revolucionarios pero tenemos iniciativa. Y ganas de despertar a los demás”.

Fútbol al desnudo


Seguidor del fútbol, el de adentro y de afuera, y fanático de uno de los equipos grandes, al que solía ir a ver a la cancha con amigos y con sus hijos, a Javier -acá lo vamos a llamar así para resguardarlo- le preguntaron el miércoles si estaba muy amargado con el ya tristemente célebre empate del seleccionado argentino contra Venezuela en el Monumental. Contestó que no, y hasta dejó la impresión de que ni siquiera lo había visto, o no lo había visto entero. ¿Qué cosa rara había pasado? Javier, ejecutivo de una multinacional, lo explicó así: "Mi problema es que hace unos años, cuando nos metimos en el fútbol como auspiciantes, conocí todo ese mundo desde adentro. Eran los tiempos de Julio Grondona. Vi lo que muy pocos llegan a ver. Me dio tanto rechazo que no quise volver a la cancha y prácticamente no veo partidos. El fútbol, al menos el fútbol que me tocó conocer, es una industria en la que los dirigentes se llenan de plata. A veces veo a la gente entusiasmarse o amargarse y pienso: si supieran todo lo que hay detrás...".
Si se les preguntara a los hinchas si preferirían seguir viviendo la "pasión de multitudes" o que les contaran la verdad, la entretela, ¿qué elegirían? No es difícil imaginar la respuesta.

João Gilberto e Caetano Veloso - Ao Vivo em Buenos Aires, 1999

martes, 12 de septiembre de 2017

Correa: “Mi familia vivía con lo que ganaba yo con 10 años”

El delantero argentino del Atlético, repasa en una entrevista su dura infancia y defiende su fútbol procedente del barrio en el que nació


Ángel Correa, en el Valencia-Atlético del sábado.
Ángel Correa, en el Valencia-Atlético del sábado. AFP
La vida le ha dado a Ángel Correa (Argentina, 22 años) el privilegio de ser futbolista profesional en un club grande de Europa, pero también le ha hecho pasar por la muerte de su padre cuando era un crío, por la de un hermano, recientemente, y por una operación de corazón en la que estuvo en juego su carrera deportiva. Nació en Las Flores, una barriada humilde de Rosario en la que se mezclan la ilusión de salir adelante con la cruda realidad en la que muchas veces desembocan las zonas más desfavorecidas. Con todo, a Ángel o Angelito, Correa o Correíta, no se le cae la sonrisa de la boca. “Es el fútbol callejero, la alegría del regate”, le describe Tiago, ahora ayudante de Simeone. Desde que comandó la recuperación del Atlético tras la desastrosa primera parte de Girona, no se ha caído del once titular. Para este martes, en el Olímpico de Roma, se disputa con Gameiro, Vietto y Torres ser el acompañante de Griezmann.
Pregunta: ¿Ángel o Angelito?

Respuesta. De las dos maneras, me da igual. Todavía me pueden decir Angelito por la edad, cuando vaya creciendo será más Ángel.
P. Tiene fama de pícaro.
R. Mis amigos me dicen que de Ángel lo único que tengo es el nombre.
P. Con diez años ya llevaba dinero a su casa.
R. Sí, a esa edad falleció mi padre y el ingreso que tenía yo por jugar al fútbol era lo único que llegaba a mi casa para poder comer mis hermanos, mi mamá o yo. Tenía un representante que me daba un sueldo y yo se lo daba a mi madre, que era la que lo manejaba.
P. Vaya responsabilidad para un niño.
R. En ese momento no lo veía, sólo disfrutaba jugando al fútbol, me daban una ayuda para mi familia y eso me ponía contento.
P. Un representante siendo tan pequeño...
R. Tuve esa suerte, porque me vino muy bien, en mi familia lo pasamos muy mal.
P. ¿Jugaba picaditos (partidos de barrio en los que, a veces, se apuesta)?
R. Sí, los fines de semana, cuando venía de jugar del baby-fútbol, en el barrio siempre había por las tardes y por noche esos campeonatos. Ese fútbol de barrio te hace aprender porque juegas contra gente más mayor, aprendes muy rápido, casi a la fuerza. Vi jugadores buenísimos que las familias enteras iban a verlos jugar, pero por circunstancias de la vida no llegaron a profesionales. En Rosario salen muchos jugadores de barrios como el mío. Di María y Banega son de muy cerca, Messi también es de Rosario…
Mis amigos me dicen que de Ángel lo único que tengo es el nombre
P. ¿A usted le protegió el barrio?
R. Sí, tuve la suerte de elegir los amigos que tuve y siempre me ayudaron y me dijeron lo que tenía que hacer.
P. Una vez dijo que mucha gente cree que de barrios como el suyo solo salen drogadictos o presos. ¿Se rebela contra esa creencia?
R. Sí, al chico que sale de ahí le cuesta el doble todo, pero hay gente que es trabajadora y luchadora, y chicos que si los apoyan pueden salir adelante. Lo hablo con Gaitán, somos unos privilegiados, pero también hay que luchar mucho la vida desde abajo.
P. Es joven, pero ha pasado por la muerte de su padre siendo un niño y por una operación de corazón hace tres años.
R. Esos problemas y obstáculos que tuve me fueron haciendo más duro y eso es lo que mantiene fuerte la cabeza para hacerlo mejor y seguir ayudando a mi familia.
En el fútbol de barrio aprendes muy rápido, casi a la fuerza
P. Cuando le operaron, paseaba por Manhattan cuatro horas diarias.
R. Sabía que me iban a operar del corazón, pero lo único que pensaba era en recuperarme para volver a jugar pronto. Estaba ilusionado, acababa de llegar al Atlético, tenía ganas de poder debutar en el Calderón, que ya había estado, y de entrenar, que es lo que me hace sentir vivo.
P. ¿Tuvo miedo?
R. No, pero tenía el cagazo de no volver a jugar más, estaba solo con mi representante y antes de operarme le decía que lo único que quería era volver a jugar al fútbol, no tenía miedo de si me iba a morir, quería que saliera todo bien porque otra cosa que jugar al fútbol no sabía hacer.
P. Es un chico listo, algo se hubiera buscado...
R. Seguramente, algo habría que hacer, pero la pelota es lo que me da la felicidad, es lo más grande del mundo, cada vez que juego o entreno me hace olvidar todos los problemas.
P. ¿Hasta qué punto es difícil trasladar el fútbol de barrio al profesional?
R. Trato de ser el mismo que cuando era chico, de hacer las mismas cosas, de tratar de ver cómo engañar al rival. Hay que tener confianza. Hacer una jugada o un regate de más son circunstancias de los partidos.
P. Este año se le ve muy atento a los espacios en los que tiene que recibir.
Simeone tiene muchas mañas. Se le nota que es un vivo de este deporte. Es difícil engañarle
R. El año pasado el técnico me usó mucho por banda, tenía que ayudar al equipo ahí, pero mi posición es de segundo delantero o enganche. Me siento más cómodo ahí, tratando de buscarle las espaldas a los medios para recibir y armar juego o una jugada.
P. ¿Quién tiene más fútbol de barrio, Simeone o usted?
R. Son otros tiempos, pero sin duda que él tiene muchas mañas. Se le nota que es un vivo de este deporte. Es difícil engañarle. Me enseña muchísimo y me explica cosas que en los partidos me sirven porque no suele fallar.
P. ¿Corre el riesgo de quedarse en un futbolista de media hora?
No creo que corra el riesgo de quedarme en un futbolista de media hora
R. No creo, en Argentina jugué en San Lorenzo que es un equipo grande y jugué muchos partidos de titular. Es decisión del entrenador ver si estoy preparado, lo que hago es entrenar para estar disponible los 90 minutos.
P. Tampoco le hubiera importado salir fuera para jugar más minutos.
R. Lo pensé muchas veces, es difícil, siento que quiero jugar siempre y me preparo para ello. Es difícil asimilar jugar un rato, hay que estar muy preparado de cabeza. Ahora me están dando la posibilidad de jugar más y espero aprovecharlo.

River Plate vs Banfield (3-1) SuperLiga 2017/18 - Fecha 2 - Resumen FULL HD

lunes, 11 de septiembre de 2017

domingo, 10 de septiembre de 2017

LOS GITANOS NO PUEDEN JUGAR AL AJEDREZ...


Un escándalo empaña la Copa del Mundo de ajedrez

Anton Kovalyov, ucraniano de nacimiento y ex representante olímpico argentino, abandonó el torneo que se juega en Georgia al denunciar un episodio de racismo.
Un escándalo empaña la Copa del Mundo de ajedrez
Anton Kovalyov (derecha) escucha la agresión de Zurab Azmaiparashvili en la Copa del Mundo.Maria Emelianova / www.chess.com

Para que el mundo del ajedrez haya dejado en segundo plano la tremenda paliza que sufrió el noruego Magnus Carlsen frente al chino Bu Xiangzhi, quien lo demolió con negras en 36 movidas con un sacrificio espectacular, algo serio tuvo que haber pasado en la Copa del Mundo de ajedrez, que se disputa en Tbilisi, Georgia. Y claro que sucedió algo grave. Un escándalo de proporciones, en realidad, ya que Anton Kovalyov abandonó la competencia por haber sufrido un ataque racista de parte de un responsable del torneo. Y todo había empezado, encima, porque este nacido en Ucrania, ex representante olímpico para Argentina y ahora canadiense, usaba bermudas...
Kovalyov (ELO 2649) había protagonizado batacazos en la Copa, disputada por 128 jugadores a eliminación directa, al vencer en la primera ronda al estadounidense Varuzhan Akobian (2662) y en la segunda al indio Viswanathan Anand (2794), ex campeón mundial y séptimo del ranking. Le tocaba jugar contra el israelí Maxim Rodsthein (2695), pero cuando llegó a la sala de juego se llevó una sorpresa.
Con la mochila en la espalda y las mismas bermudas holgadas con las que había jugado dos rondas, Kovalyov escuchó de parte del árbitro Tomasz Delega que no podría competir esta vez con esas bermudas por no respetar el código de vestimenta del torneo, algo que no le habían dicho jamás en las rondas previas. De todas maneras, lo único que pide la FIDE es que los ajedrecistas “se preocupen por su apariencia personal porque la imagen debe ser digna y vestirse adecuadamente muestra respeto hacia el juego y los sponsors”. Todo muy vago.
Un escándalo empaña la Copa del Mundo de ajedrez
Anton Kovalyov se retira de la sala de juego y abandona el torneo.Amruta Mokal / @chessbaseindia
Entonces se aproximó el georgiano Zurab Azmaiparashvili, presidente de la Unión Europea de Ajedrez, se produjo un altercado y Kovalyov se fue del hotel y del torneo en señal de repudio. Todos pensaron que el ridículo “Bermudas-gate” había desembocado en esa acción, pero cuando Kovalyov escribió en su cuenta de Facebook, se inició el escándalo.
“El asunto no fueron los shorts sino cómo me trataron. Zurab fue muy agresivo, me gritó y usó el vulgar 'gitano' como un insulto, además de repetirme que la FIDE me sancionaría. Intenté no hacer nada estúpido y le pregunté por qué era tan rudo y me dijo que porque yo soy gitano. El organizador me hizo 'bullying', me amenazó, me gritó y me insultó racialmente. ¿Qué harían en esa situación? Muchos lo hubieran golpeado en la cara o insultado. Yo decidí irme”, contó Kovalyov.
“No traje pantalones porque subí unos kilos y me van apretados. Si me hubieran advertido, habría ido a comprarme unos al shopping. Pero fui tratado como basura. Elegí irme antes de hacer algo estúpido. No apelaré. Me disgusta este tipo de personas. No quiero el dinero. Me vuelvo a casa”, cerró.
Mirá también

Tres argentinos en el Grand Slam del ajedrez

Para Kovalyov, su casa desde hace ocho años es Canadá, país al que representa desde que emigró hacia allá desde Argentina, cansado del destrato al que lo sometieron las ex autoridades de la Federación Argentina de Ajedrez, también denunciado en su momento por los mejores jugadores nacionales. Además, la familia había sufrido el "corralito" y episodios de inseguridad.
Anton había llegado al país en 2000 junto a sus padres, Sergey y Tatiana, y a su hermano Sergei, con quienes se alojó en una pensión de Once. Su talento lo llevó a ser representante argentino en la Olimpíada de Dresden 2008, cuando era maestro internacional y en el tercer tablero logró 5 puntos (3 victorias, 4 tablas y 2 derrotas) en 9 partidas.
Y así la Copa del Mundo de ajedrez se manchó con un escándalo racista justo el mismo día en que a Carlsen, el campeón mundial, lo bailaban sobre el tablero.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

POR COJONES

El milagro de Siria: ¡Clasificada para la repesca del Mundial!

Un gol agónico en el descuento ante Irán en Teherán (2-2) dio a los sirios un punto que hizo estallar de felicidad a un país devastado por la guerra

.